Hola Hermano, Otra Vez…

Me han pedido que traduzca “Hola Hermano,” así que, ahí va…

El 4 de Octubre es la Fiesta de San Francisco de Asis.

Lo primero que me viene a la mente cuando pienso u oigo el nombre de este Santo es lo que mi Mamá ha aprendido de El y practica a diario, con casi todas las Criaturas.  Ella los llama Hermano o Hermana.

Ve a un gato, “Hola, hermano gato.”

Ve a un perro, “Hola, hermano perro.”

Ve una ardilla, “Hola, hermana ardilla.” Y así lo hace con prácticamente todas las Criaturas de Dios, todas excepto una, El Baboso.

No se que sea del Baboso que hace que mi Mamá simplemente no quiera tener parentesco con el.  También es Criatura del Señor!

Pueden imaginar a San Francisco decirle al Baboso, “Disculpame, pero tu no puedes ser mi hermano.  Eres demasiado Baboso.”

Hay veces que creo que quizás tenga algo que ver con el significado y modo de utilizar la palabra.

Cuando decimos baboso, no siempre se refiere al animal.  Puede significar una persona que babea mucho, o algo que echa baba.  También significa algo muy negativo, le decimos baboso a una persona impertinente y molesta, al igual que un bobo, o una persona tonta o simple.  Quizas mi Mamá asocia esta palabra con esas definiciones y es por eso que cuando se enoja la utiliza.

Déjenme explicar, mi Mamá no dice majaderías ni maldiciones.  Ella detesta cuando alguno de nosotros, sus 5 hijos, las decimos.  Su reacción desde siempre ha sido, “Que bonito.  Quien les enseño a hablar tan bonito?  Su Mamá?  Con esa boquita comen?”

Asi que ella no dice palabrotas.  PERO, cuando en verdad la hacen enojar…por ejemplo, cuando algún Menso casi le pega cuando va conduciendo o de alguna manera pone a su familia en peligro, ella dice esta palabrota, BABOSO!

Por supuesto que cuando nosotros la escuchamos decir esta palabrota es un gran shock!  Ahora que ya estamos grandes, lo encontramos cómico!  Divertidisimo!  Es tan gracioso porque mi Mamá sinceramente se apena cuando utiliza esa palabra.  Uno puede ver como se sonroja, es muy enternecedor.  Y a causa de eso, aparentamos aún mas sobresalto.

Esperamos el día que la escuchemos llamar al Baboso…Hermano Baboso.

Francisco tenía la rara cualidad de hacerse querer de los animales. Las golondrinas le seguían en bandadas y formaban una cruz, por encima de donde él predicaba. Cuando estaba solo en el monte una mirla venía a despertarlo con su canto cuando era la hora de la oración de la medianoche. Pero si el santo estaba enfermo, el animalillo no lo despertaba. Un conejito lo siguió por algún tiempo, con gran cariño. Dicen que un lobo feroz le obedeció cuando el santo le pidió que dejara de atacar a la gente.

Francisco recorría campos y pueblos invitando a la gente a amar más a Jesucristo, y repetía siempre: “El Amor no es amado”.

San Francisco, que era un verdadero poeta y le encantaba recorrer los campos cantando bellas canciones, compuso un himno a las criaturas, en el cual alaba a Dios por el sol, y la luna, la tierra y las estrellas, el fuego y el viento, el agua y la vegetación. “Alabado sea mi Señor por el hermano sol y la madre tierra, y por los que saben perdonar”, etc. Le agradaba mucho cantarlo y hacerlo aprender a los demás y poco antes de morir hizo que sus amigos lo cantaran en su presencia. Su saludo era “Paz y bien” (EWTN.com).

Para leer más acerca de este Gran Santo, hacer clic aquí.

Oración de San Francisco

Oh, Señor, hazme un instrumento de Tu Paz .
Donde hay odio, que lleve yo el Amor.
Donde haya ofensa, que lleve yo el  Perdón.
Donde haya discordia, que lleve yo la Unión.
Donde haya duda, que lleve yo la Fe.
Donde haya error, que lleve yo la Verdad.
Donde haya desesperación,
que lleve yo la Alegría.
Donde haya tinieblas, que lleve yo la Luz.

 Oh, Maestro, haced que yo no busque
tanto ser consolado, sino consolar;
ser comprendido, sino comprender;
ser amado, como amar.

Porque es dando , que se recibe;
Perdonando, que se es perdonado;
Muriendo, que se resucita a la
Vida Eterna.

 

CÁNTICO DEL HERMANO SOL [Cánt]
o
ALABANZAS DE LAS CRIATURAS

 

Altísimo, omnipotente, buen Señor,
tuyas son las alabanzas, la gloria y el honor y toda bendición.

A ti solo, Altísimo, corresponden,
y ningún hombre es digno de hacer de ti mención.

Loado seas, mi Señor, con todas tus criaturas,
especialmente el señor hermano sol,
el cual es día, y por el cual nos alumbras.

Y él es bello y radiante con gran esplendor,
de ti, Altísimo, lleva significación.

Loado seas, mi Señor, por la hermana luna y las estrellas,
en el cielo las has formado luminosas y preciosas y bellas.

Loado seas, mi Señor, por el hermano viento,
y por el aire y el nublado y el sereno y todo tiempo,
por el cual a tus criaturas das sustento.

Loado seas, mi Señor, por la hermana agua,
la cual es muy útil y humilde y preciosa y casta.

Loado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
por el cual alumbras la noche,
y él es bello y alegre y robusto y fuerte.

Loado seas, mi Señor, por nuestra hermana la madre tierra,
la cual nos sustenta y gobierna,
y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba.

Loado seas, mi Señor, por aquellos que perdonan por tu amor,
y soportan enfermedad y tribulación.

Bienaventurados aquellos que las soporten en paz,
porque por ti, Altísimo, coronados serán.

Loado seas, mi Señor, por nuestra hermana la muerte corporal,
de la cual ningún hombre viviente puede escapar.

¡Ay de aquellos que mueran en pecado mortal!:
bienaventurados aquellos a quienes encuentre en tu santísima voluntad,
porque la muerte segunda no les hará mal.

Load y bendecid a mi Señor,
y dadle gracias y servidle con gran humildad.

Advertisements